27 nov 2015
fira ibtm

Feria ibtm: la cita anual ineludible de Taca de vi

Cuando Taca de vi inició su andadura a finales de 2011, la idea inicial era centrarse en hacer catas de vino privadas para grupos en domicilios particulares (celebraciones con amigos, comidas familiares, como regalo, etc.). El objetivo era acercar la cultura del vino y la cata, de una manera amable y desenfadada allí donde el cliente nos pidiera. Y de hecho, 4 años más tarde este sigue siendo uno de nuestros servicios estrella y que más a gusto nos sentimos.

Sin embargo, ya des de los primeros meses de arrancar la empresa, nos empezaron a pedir este servicio para eventos corporativos. Desde una cata de vinos clásica alrededor de una mesa, hasta una recepción-networking en el stand de una feria con vinos de calidad, pasando por un taller de corte de jamón ibérico maridado con cavas premium. El cliente de empresa siempre ha pedido propuestas diferentes y de buen gusto.

Llegar a este mercado de los eventos corporativos no ha sido fácil, ya que la competencia en servicios originales es muy fuerte y es un mercado acostumbrado a pedir muchas propuestas y acabar decantándose por una, que a veces no es la tuya. En este sentido, lo recomendable es llegar a la mayor cantidad de empresas, convenciones y congresos posibles para así tener más posibilidades.

Taca de vi en la feria ibtm

Taca de vi en la feria ibtm

Uno de los canales para llegar al sector de los eventos es a través de empresas organizadoras de eventos, es decir, agencias intermediarias entre los proveedores de servicios y la empresa final interesada. Y la feria más importante del mundo en este sector, se realiza cada noviembre en Barcelona: la feria ibtm.

La feria ibtm es el referente mundial en el sector MICE y donde se dan cita empresas locales, nacionales e internacionales, con el objetivo de poner en contacto los diferentes organizadores de eventos.
Como cada año, Taca de vi ha asistido a ibtm, consciente que para estar aun más presente en este sector se tiene que conocer a las empresas organizadoras y personalmente presentar nuestros servicios. El hecho de darse a conocer a clientes potenciales, relacionarse con empresas del sector y sacar algunos clientes nuevos, ya merece la pena asistir. Una feria en positivo.

 

Leave a Comment