17 jul 2017
el quinta de barbara fores

El Quintà de Celler Bàrbara Forés

El Quintà de Bàrbara Forés

El Quintà de Bàrbara Forés

La Garnacha Blanca es una de las variedades blancas más extendidas a lo largo de la costa mediterránea y una de las que mejor expresa el carácter de las zonas cálidas. Es una variedad tímida en aroma pero a la vez intensa en boca. Una variedad que poco a poco se va descubriendo su potencial para elaborar grandes vinos que expresen paisaje.

En el extremo sur de Catalunya encontramos una de las regiones más fascinantes del territorio. Una zona salvaje, poco poblada, de pueblos con encanto y típico paisaje mediterráneo: viñedos, olivos, cereales y frutos secos. Hablamos de la DO Terra Alta y si por algo destaca esta comarca, es porque concentra el 33% de toda la Garnacha Blanca mundial. Viñedos muy viejos, con raíces profundas que cogen lo mejor de la tierra.

En Gandesa, capital de la Terra Alta, encontramos una de las bodegas históricas de la zona y que más reconocimiento acumula. Se trata de la Celler Bàrbara Forés y al frente está el matrimonio Carmen Ferrer y Manuel Sanmartin, las almas de la bodega. Ellos fueron los primeros en ver que de aquellas viñas viejas se podían sacar vinos con mucha personalidad.

El Quinta vinyes de Gandesa

El Quinta vinyes de Gandesa

El Quintà: pura esencia de Garnacha Blanca

Su vino que mejor muestra todo el carácter de la Garnacha Blanca es El Quintà. Es un vino de producción muy limitada que proviene de sus dos mejores fincas con viñedos muy viejos. Dos fincas con diferentes características y donde cada una aporta sus matices.

El vino es una auténtica delicia. Es un vino de aroma penetrante y cálido, con recuerdos a melocotón maduro, flor seca, piedra caliente y hierbas mediterráneas (romero).
En boca es graso, con cuerpo y textura cremosa. Tiene una buena acidez que le da finura y elegancia. Destaca por una sensación salina haciendo que el sabor sea largo y agradable.
El Quintà es un vino que aguantará mucho años en botella.

Leave a Comment